"Bernard-Henri Lévy et Ayaan Hirsi Ali critiquent une déclaration de John Kerry sur l'Egypte" (El Pais, le 8 août 2013)

bhl ayaan hirsi aliRespuesta a John Kerry

La semana pasada, el secretario de Estado de EE UU, John Kerry, dijo que la destitución de Morsi estaba « restaurando la democracia ». Global Viewpoint pidió a Ayaan Hirsi Ali, defensora somalí de los derechos de la mujer, y al filósofo francés Bernard-Henri Lévy, que convenció al expresidente francés Nicolás Sarkozy para intervenir militarmente en Libia, que respondan a Kerry.

Ayaan Hirsi Ali

Es un error que el secretario de Estado John Kerry, que representa al presidente Obama, realice semejante declaración. Sinceramente, cuando la leí, pensé que había hablado sin pensar. Parecía un comentario impulsivo, que no había sopesado.

Una de las consecuencias de este respaldo, en mi opinión más bien absurdo, al golpe militar en Egipto es que Estados Unidos confirma lo que los propagandistas de la Hermandad han estado intentando vender: es decir, que Estados Unidos preferiría apoyar a una dictadura militar antes que aceptar un Gobierno electo si ese Gobierno es islámico. No soy ni mucho menos una admiradora de la Hermandad o de Mohamed Morsi, pero Kerry acaba de regalarles a los islamistas un montón de munición para sus relaciones públicas, por no hablar de que la consiguiente crisis en Egipto y en otras partes de Oriente Próximo y el norte de África se le achacará directamente a Estados Unidos.

La pregunta difícil para cualquier Gobierno estadounidense comprometido con el poder blando en su relación con el mundo musulmán es: ¿cómo puede EE UU promover la democracia y ayudar a los individuos y grupos de la región que comparten los valores estadounidenses, y al mismo tiempo evitar que se le acuse de emplear un doble rasero con el islam y de mostrar hostilidad hacia él? Antes de las palabras de Kerry, parecía difícil atribuir las habituales teorías de conspiración a Estados Unidos. Ahora, cualquier demagogo islamista se limitará a repetir las palabras de Kerry durante muchísimo tiempo.

Bernard-Henri Lévy

John Kerry acaba de ensuciar su hasta ahora impecable historial como nuevo secretario de Estado al cometer su primer error. Desde luego que uno puede tener una mala opinión de los Hermanos Musulmanes. Personalmente, creo que su anterior ideología constituía una versión árabe del fascismo y que nunca ha llegado a disociarse por completo de su terrible pasado. Sin embargo, está claro que no puede decirse que un golpe militar que se ha cobrado 250 víctimas en solo tres semanas está « restaurando la democracia ». ¿Se trata simplemente de una cuestión de semántica? Quizás, pero todo líder debe elegir las palabras exactas cuando evalúa acontecimientos actuales. Si no, comete un grave error político.


Tags : , , , ,

Classés dans :,

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Vous pouvez utiliser ces balises et attributs HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>